Se pudiera pensar que entre más envejecemos menos ejercicio podemos hacer, pero los mecanismos fisiológicos que permiten la adaptación al ejercicio se mantienen durante toda la vida de la personas, es decir que no importa la edad que tengas siempre puedes obtener beneficios para tu salud al realizar ejercicio.

Una de las razones más importantes para realizar ejercicio cuando se es adulto mayor es que te permite ser independiente, si se trabaja en mantener la fuerza de los músculos en los sistemas motrices se puede seguir moviendo sin ayuda de bastones ni la asistencia de otra persona. El problema surge cuando pensamos que la dificultad para movernos cuando envejecemos es normal y que no podemos hacer nada al respecto, pero esto no es lo normal y sí se puede hacer algo para mejorar tu fuerza y tu salud.

Se puede empezar con actividad física básica en casa para mantenerse activo. Por ejemplo, salir a pasear a la mascota, rastrillar las hojas del jardín o usar las escaleras cada vez que se pueda, estas actividades no tienen costo y no requieren de un equipo especial, lo importante es dedicarles un tiempo determinado del día para que estés en constantemente en movimiento, así como encontrar una actividad física que disfrutes realizar y que se pueda incluir en tu rutina normal.

Después de incluir la actividad física en tu rutina diaria se recomienda que te asesores con un fisioterapeuta profesional que te indique los tipos de ejercicio que puedes realizar según tu condición física, sobre todo ejercicios de fuerza, este tipo de ejercicios te permiten aumentar la capacidad de tus músculos para realizar cualquier tipo de actividad en tu vida cotidiana.

El trabajar con ejercicios de fuerza no solo te permite mantener tu movilidad, también trae beneficios en las siguientes áreas:

-Mantiene tu masa muscular.

-Mantiene tu fuerza.

-Mantiene tu densidad ósea.

-Equilibra tu composición corporal – % de grasa corporal contra masa muscular.

-Te ayuda a controlar los lípidos en la sangre.

-Cuida tu presión arterial y las funciones cardiacas.

-Ayuda a controlar la glucosa.

-Ayuda a mejorar tu capacidad de ejercicio aeróbico.

-Ayuda a mantener las funciones cerebrales.

Así que no permitas que la edad límite tu movimiento, cuida tu salud y tu independencia manteniendo tus niveles de ejercicio constantes así como la fuerza de tus músculos durante toda tu vida.

Pin It on Pinterest

Share This
× WhatsApp